Animales Nacionales de América

Seguramente para muchos países americanos fue un problema el tener que elegir a un animal representativo de la nación, pues el catálogo en este continente podría considerarse interminable. No obstante, todos tienen a su “mascota”, que en la mayoría de los casos encontraremos aves coloridos y con cantos de sirenas.

Para que la lista no fuese más larga de lo adecuado he tenido que omitir a varios países del Caribe, pero al final les dedicaré un párrafo con sus animales nacionales, para que no se pongan muy tristes.

Hornero (Argentina): El furnarius rufus tiene otros mil nombres en Argentina, su tierra y su aire, donde es tan querido como un billete de mil pesos, ya que limpia las cosechas de los insectos. Es el protagonista de muchos cuentos y leyendas sudamericanas, y en 1928 alcanzó el honor de ser el ave nacional argentino.

Tapir (Belice): Este maravilloso animal que parece un cerdo con trompita es el mamífero terrestre sin domesticar más grande de Centroamérica, siendo el tapir de Baird la subespecie que habita en Belice, el país santuario para este animal amenazado, pues aquí está prohibida su caza y se le tiene un gran cariño.

Cóndor (Bolivia, Colombia y Ecuador): Este guardián de los cielos es el ave voladora más grande del mundo, pudiendo llegar a medir más de tres metros de envergadura. Su imponente figura sobrevuela los paisajes andinos, a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar, sorteando montañas y humanos. El cóndor aparece en cuatro escudos nacionales de países americanos, que son Bolivia, Colombia, Ecuador y Chile, y no es para menos, pues simboliza la fuerza y la inteligencia. Ojalá fuese inmortal, como pensaban los incas.

Zorzal colorado (Brasil): De todas las aves que puedan volar por las selvas, cerros, pantanales y costas brasileñas, se escogió en 2002 al turdus rufiventris para representar a esta gigantesca república. Se distribuye por gran parte de Sudamérica y por eso se le suele denominar de diferentes maneras, como sabiá-laranjeira en Brasil.

Castor (Canadá): El roedor más grande de Canadá estuvo a punto de desaparecer a mediados del siglo XIX por culpa de la demanda de sombreros de piel de castor para ornamentar almendras europeas. Cierto es que ayudó considerablemente a la economía del lugar y muchos se enriquecieron, por lo que comenzaron a rendirle tributo al animal de los dientes, convirtiéndose poco a poco en un icono canadiense. Es símbolo oficial del país desde 1975.

Ciervo (Chile y Honduras): Ya hemos dicho que el cóndor aparece en el escudo chileno, pero también está presente el huemul, un ciervo del sur de los Andes, el cérvido más austral del planeta. Hoy está en peligro de extinción, por eso se están llevando a cabo muchos programas de conservación. Desde el año 2006, el huemul es considerado monumento natural de Chile. Por otro lado, en Honduras se considera al venado de cola blanca como símbolo patrio desde 1993, un cérvido mucho más desahogado que el huemul, pues pulula por casi toda Norteamérica, Centroamérica y el norte de Sudamérica.

Perezoso (Costa Rica): De las seis especies de perezosos que siguen sobreviviendo en la Tierra, son dos las que comen hojas costarricenses, el perezoso didáctico de Hoffmann y el perezoso bayo. La población de estos simpáticos animales sin prisa va descendiendo, por eso, el país centroamericano decidió, el año pasado, añadir al perezoso como símbolo nacional, uniéndose a los otros seres que ya lo eran, que son el yigüirro, el manatí y el venado cola blanca.

Tocororo (Cuba): Esta especie de ave es endémica de la isla, y está considerada la más bella de Cuba, con los colores de la bandera en su plumaje y un canto peculiar que ha dado origen a su nombre onomatopéyico, aunque su denominación científica es priotelus temnurus.

Momoto cejiazul (El Salvador y Nicaragua): Este precioso pajarito (eumomota superciliosa) tiene diferentes nombres según en la región donde sea avistado… en El Salvador se le llama torogoz, y en Nicaragua guardabarranco, pero tiene muchos nombres más por toda Centroamérica. Sus colores turquesa en la cola, anaranjado en la espalda y el vientre y por lo demás verdoso o amarillo lo hacen hermoso, pero su rasgo peculiar es la raya turquesa sobre los ojos.

Águila calva (Estados Unidos): Este rapaz es símbolo del país norteamericano desde 1782, y simboliza la fuerza y el poder, ya que es un ave extremadamente poderosa, como el país al que representa, pues se eligió concienzudamente. Además de bella, elegante y con mucha presencia. Existen dos subespecies, el pigargo norteño y el sureño, que llega hasta México y Puerto Rico.

Quetzal (Guatemala): El pharomachrus moccino aparece en el escudo y en la bandera guatemalteca, y no solo eso, a la moneda nacional también se le denomina quetzal, que significa algo así como “larga cola de plumas brillantes” en el lenguaje náhuatl. Es símbolo patrio desde 1871.

Jaguar (Guyana): El tercer felino más grande del mundo fue considerado divino por los pueblos precolombinos. Por desgracia, hoy va desapareciendo de la selva poco a poco, pues la deforestación y la caza (no siempre furtiva) son implacables. En Guyana lo han convertido en el símbolo nacional, apareciendo doblemente en su escudo de armas.

Trogón de la Española (Haití): Por aquí le llaman “kanson wouj” (calzón rojo), pues su vientre es de este color, aunque su nombre en latín es priotelus roseigaster. El pecho es grisáceo y la cabeza negra, mientras que la cola y la espalda es como azul marino… Una preciosidad. Es endémica de la isla, pero parece que hay más en el lado haitiano.

Colibrí portacintas piquirrojo (Jamaica): En la isla se lo conoce como “doctor bird”, y se trata de un colibrí que vive exclusivamente en Jamaica, y curiosamente, comparte los mismos colores que la bandera jamaicana, el negro y el verde… Solo le faltan las rastas y el canuto… Lo siento, no he podido evitar el tópico.

Águila real (México): Para las civilizaciones prehispánicas ya era considerado un animal poderoso, sabio, sagrado… la luz del sol, por eso, cuando desciende se dice que cae la luz sobre la tierra. Hoy lo encontramos como símbolo en muchas partes de México, pero sin irnos muy lejos, lo veremos devorando a una serpiente en su escudo de armas.

Rana dorada (Panamá): El ave nacional de este país es el águila arpía, pero hay una pequeña y preciosa ranita que también representa a los panameños. La rana dorada de Panamá es un símbolo ecológico y cultural de la República, y se ha marcado el 14 de agosto como el Día Nacional de este anfibio, pues hoy día se encuentra en peligro crítico de extinción.

Pájaro campana (Paraguay): Cuenta la leyenda que un moje fue asesinado y el monasterio quemado hasta el derribo, pero las campanas no dejaron de sonar, convirtiéndose después en el pájaro guaraní. El procnias nudicollis o pájaro campana ha inspirado una famosa canción con el mismo nombre, considerada un himno en Paraguay, que desde 2004 tiene a esta ave como símbolo nacional.

Vicuña (Perú): El camélido más pequeño del mundo vive en los montes andinos, a más de 3.000 metros de altura. La mayor población se encuentra en el Perú, y esto enorgullece al país, que decidió incluirla en su escudo de armas como símbolo de la riqueza animal. La alpaca es la especie domesticada de la vicuña, y como bien se sabe, la lana de este animal vale oro.

Cigua palmera (República Dominicana): El dulus dominicus es exclusivo de la isla de La Española, y ave nacional dominicano desde 1987. No tiene colores muy llamativos, y tampoco su canto es sorprendente, sin embargo, fue elegido como símbolo por su rareza taxonómica, pues no se sabe muy bien cuál es su origen, habiendo tenido que crear una familia y un género para esta especie.

Bienteveo chico (Surinam): Se trata de una pequeña ave sudamericana con lomo pardo, pecho amarillo y cabeza blanca con rayas negras que van desde el pico hasta la nuca. El nombre científico es pitangus lictor, y no consigo descubrir por qué Surinam eligió a esta ave como marca nacional.

Tero (Uruguay): Esta vez toca un ave zancuda, una de esas a las que le gusta remojar los pies en charcos en busca de comida. Se la puede encontrar en gran parte de Sudamérica, pero es en Uruguay donde han sabido apreciar su majestuosidad, convirtiéndola en el pájaro del país. El equipo nacional de rugby también homenajea al ave tomando su nombre ¡Los teros!

Turpial venezolano (Venezuela): Como bien indica su nombre, casi es exclusivo de este país. Es muy bello. El cuerpo es amarillo oscuro, casi naranja, y la cabeza y cola son negras. Las alas también son negras, aunque con una línea blanca. Fue declarado ave nacional de Venezuela en 1958.

Y llegamos al final de este safari, pero como bien os había prometido al principio, voy a añadir a los animales de las naciones de América que me he dejado, pero de una manera más rápida:

En Santa Lucía tienen a un loro endémico de la isla con el nombre de amazona versicolor. En el escudo de Trinidad y Tobago aparecen dos aves, una es el rojizo ibis escarlata (de Trinidad) y la otra es un crácido (de Tobago). El loro imperial es el ave que aparece en la bandera y escudo de Domínica, de donde es endémica. La isla de Barbados tiene un escudo que posee al pelícano pardo del Caribe… Qué graciosos son los pelícanos ¿eh? El de San Cristóbal y Nieves también es el pelícano pardo. En el escudo de armas de Granada vemos una paloma montaraz de Granada, en peligro crítico de extinción, y un armadillo. En San Vicente y las Granadinas tienen a un loro autóctono llamado amazona guildingii, y es precioso, la verdad. Las Bahamas veneran al flamenco y a la aguja azul (una especie de pez espada).

Por otra parte, hay territorios de ultramar y otras dependencias que también poseen animalejos representativos del lugar. En Bermudas es la ballena jorobada, en Groenlandia es el oso polar, como no podía ser de otra manera. El águila calva también es el animal emblemático de San Pedro y Miquelón. El animal que representa a la Guayana Francesa es una mazama, que es un género de la familia de los ciervos. En el escudo de las Islas Malvinas aparece un carnero blanco muy bonico. Aruba tiene a un periquito autóctono y Curazao y Bonaire comparten al flamenco. Cualquiera diría que el animal top de las Islas Caimán sería el caimán, o si no la tortuga, que aparece en el escudo, pero no, es una subespecie de la amazona cubana. Y en cuanto a Puerto Rico, este buscó en el mar para encontrar a su animal predilecto, el manatí.

Y ya está, espero que haya gustado tanto recorrido por la América salvaje, sobre todo por sus nubes, pues como hemos podido comprobar hay más aves que otra cosa. Nos vemos a la siguiente, pero mientras tanto airea la habitación, barre por debajo del sofá y compra servilletas, que ya se están acabando.

¡Hasta pronto!

3 comentarios en “Animales Nacionales de América

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s